lunes, julio 22, 2024
More

    reciente

    Origen y efectos de la delincuencia en México

    spot_img

    Por el Lic. Antonio González Marcial/ En este tema vale la pena señalar, que desde siempre se ha venido atacando el efecto y no las causas de la delincuencia, por ello, creo importante que las políticas públicas encaminadas a la solución de este grave problema partan del análisis de las causas que dan lugar a este fenómeno que afecta al país en todos los órdenes de la vida cotidiana. Tal vez este mundo de injusticia esté creando el caldo de cultivo que desestabiliza al país y obliga a gastar energías en castigar al producto de la injusticia, en lugar de atacar los orígenes de esta.

    A nivel nacional el 57% de la población de 18 años y más considera la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que aqueja hoy en día en las entidades federativas, seguida del desempleo, con el 49% y la pobreza con 34%. En este mismo sentido el 44% de dicha población considera que la principal causa de la inseguridad en México es la pobreza.

    La incidencia delictiva se ha incrementado progresivamente desde el año 2001, principalmente los delitos de robo a transeúnte, secuestro, y homicidio doloso, estos últimos a razón de la guerra contra el narcotráfico. Las tasas bajas de aprehensión y encarcelamiento contribuyen al problema. Muchas causas han generado la delincuencia, las más importantes son el narcotráfico, el tráfico de armas, los asaltos, el desempleo, la polarización económica y la debilidad de las instituciones de seguridad pública y justicia, resaltando la colusión entre el crimen organizado y las autoridades en diferentes escalas gubernamentales. También debe tomarse en consideración, que cada vez los que incurren en la delincuencia en México, son jóvenes que no tienen ninguna ocupación formal y que dejaron de lado su educación, puesto que las necesidades económicas eran más fuertes. Otra causa importante de la delincuencia en jóvenes es la adicción a algunas drogas, por lo cual son capaces de ejercer dicha delincuencia con el fin de obtener recursos para mantener su adicción. Otra de las causas impactantes es por el ambiente en el que se encuentran, desigualdades sociales, familias no funcionales, discriminación o racismo.

    La delincuencia se puede dividir en varios temas, la más común el robo a transeúnte, seguido del robo a casa-habitación o a negocios. Otros tipos son la extorsión, la trata de personas, el narcomenudeo, el lavado de dinero, secuestro, los cuales entran en la categoría de la delincuencia organizada.

    Los EE. UU. son el mercado más grande de drogas ilegales y México es el proveedor más importante de marihuana y la segunda fuente más importante de heroína para ese país. Los cárteles mexicanos de la droga trafican Cocaína y Heroína por su territorio con destino a los Estados Unidos y gran parte de la marihuana y la metanfetamina que se vende en los EE. UU. ha sido elaborada en México.

    El Departamento de Estado de los EE. UU. ha defendido los esfuerzos de los dos países por reducir la violencia y el tráfico de drogas, sin embargo, los resultados no son nada halagadores, muchos oficiales de la policía en las ciudades fronterizas han sido blanco de asesinatos de los cárteles de la droga. Los cárteles de la droga han adquirido equipo como uniformes del ejército mexicano y armas de alto poder que pueden penetrar carros blindados ligeros, normalmente estas armas provienen de traficantes residentes en los Estados Unidos, donde las leyes para venta de armamento son más laxas que en México.

    Los turistas que visitan México generalmente pueden sentirse seguros de hacerlo, siempre tomando las precauciones básicas según la zona que visiten. No obstante, la inseguridad acentuada por los medios de comunicación puede generar una sensación de inseguridad mayor a la real, lo cual puede ser un factor que desaliente el turismo.

    Lo dicho hasta aquí, nos ubica en la necesidad de enseñar los valores fundamentales y fomentar el respeto de la identidad propia y de las características culturales del niño, de los valores sociales del país en que vivimos, de los derechos humanos y libertades fundamentales, es decir, la familia, escuela, trabajo o la sociedad en general deben inculcar valores y practicar virtudes de valor universal.

    En un país con un poco más de 120 millones de habitantes como es México, es difícil abrirse paso en la vida laboral. Según el Censo de Población y Vivienda del 2010, 6 de cada 100 hombres y 8 de cada 100 mujeres de 15 años o más, no saben leer ni escribir. Por otra parte, el porcentaje de mexicanos que han cursado educación media y superior se ha duplicado en las últimas décadas y esto no se traduce en un futuro prometedor por la falta de oportunidades en las actividades productivas del país. Por ello, se genera la fuga de talentos, muchos jóvenes optan por salir del país en busca de un mejor futuro, o en el peor de los casos, son reclutados por el crimen organizado.

    Esto ha llevado a la sociedad a un estado de desesperación,aunado a que hoy en día los narco-cárteles son exhibidos en los medios de comunicación, con una vida ostentosa y llena de lujos, la impunidad y corrupción no son delitos que se castiguen con severidad, los delincuentes capturados en los últimos años en un alto porcentaje tienen o tenían un trabajo estable ganando un salario fijo, incluso son personas con preparación profesional,  utilizan sus ganancias en lujos, banalidades y armas. Existen carteristas o asaltantes menores que realmente cometen delitos para alimentar a sus familias o comprar medicamentos, pero es un porcentaje muy pequeño. También las razones principales de la delincuencia son la pérdida de valores, la corrupción, la avaricia y el resentimiento social, el poco tiempo que tienen los padres o el programa educativo, que no cubre las necesidades actuales para inculcar valores a los niños, por mencionar algunos ejemplos, ha llevado al incremento de la delincuencia en el país.

    Por otra parte, es un secreto a voces que la delincuencia organizada ha aprovechado los niveles de corrupción alcanzados en la Administración Pública, para infiltrarse en los nichos que le favorecen para llevar a cabo sus ilícitas actividades a través de los diferentes cárteles de la droga que operan en todo el país. Se ha comentado de las grandes fortunas de dinero ilícito proveniente del narcotráfico que se mueve en las altas esferas de funcionarios públicos, o sea, delincuentes de cuello blanco, que sin exponer la vidadisfrutan desde sus cómodas y lujosas oficinas del producto que se genera en la actividad que según ellos atacan todos los días. Así las cosas, los raterillos de barrio y los delincuentes de medio pelo, resultan meros aprendices y blancas palomas al lado de los verdaderos Capos que mueven los hilos desde los cielos del poder.

    Latest Posts

    lo más leído